.

.

viernes, 31 de octubre de 2014

Racimo de Pandora & Vangelis ( Alpha )


Cúmulo de galaxias Abell 2744 Massive, también conocido como "Racimo de Pandora".
Observen cómo la luz adquiere un aspecto fantasmal, por cierto, en esta fotografía del telescopio Hubble (HST) la luz estelar total se ha coloreado artificialmente en azul. 

Fuente: Artículo científico "Intra-Cluster Light at the Frontier: Abell 2744", en Astrophysical Journal and NASA/ESA/IAC/HFF Team, STScI




6 comentarios:

San dijo...

Cuanta grandeza, cuanta belleza.
Besos, feliz fin de semana.

G a b y* dijo...

Cuánto encanto en torno nuestro, allá a lo lejos, casi imperceptible... pero por suerte no estamos privados de contemplarlo.
Besos y lindo fin de semana!
Gaby*

Juan L. Trujillo dijo...

Que feos y poca cosa somos, si comparamos lo que nos muestras con los telediarios.
Feliz semana.
Un abrazo.

Valaf dijo...

No, Juan. No caigas en esa trampa. Como especie estamos en la infancia de nuestra conciencia, pero no me refiero a esa parcela tan dulce y encantadora de la infancia y que tiene que ver con su inocencia, me refiero a aquella otra en que un párvulo de infantil le mete un colorín en el ojo a su compañero, y encima se ríe. No sé si me explico.

Sabiendo a qué te refieres, yo no mezclo esas cosas. Hacerlo equivale, y ya que hablamos de telediarios, a inocular el Ébola a cuanta esperanza pueda tener el Ser humano como habitante de ese cosmos tan inmenso.

Decía Carl Sagan, que en paz descanse, que estamos en las orillas del océano cósmico, con el agua apenas a la altura de los tobillos. Toda esa miseria a la que apuntas, que existe y DEBE ser erradicada, implica justo eso: la altura de los tobillos. Hay que mirar más lejos para poder limpiar todas las injusticias que tenemos justo aquí al lado, en nuestras mismas calles. Y ponerse a ello.

Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

En tu respuesta te anticipaste a mi comentario. Yo he sido un seguidor de la serie Cosmos. Hay quienes pueden apreciar la belleza del cosmos, que tan bien sale en este video, con la música de Vangelis. Gracias.

Valaf dijo...

El vídeo es una de esas perlas que te encuentras en Youtube, así es: la factura del mismo es impresionante. Y sobre Carl Sagan, pues un poco parecido, cuando estrenaron la serie Cosmos, creo que allá por 1980, recuerdo haberla disfrutado con pasión. Me pareció entonces (y me sigue pareciendo ahora), uno de los mejores alegatos que se han hecho en favor de la esperanza en el Ser humano y, a la vez, un aviso serio de los peligros en que estamos poniendo al planeta. Pero sobre todo, el mensaje que se daba era ese: el Ser humano habitante del Cosmos, un trocito del mismo que ha cobrado consciencia y puede preguntarse sobre su propio origen. En sí mismo, es un punto de vista (que además es cierto) que nos dice lo realmente grandes que somos, ciertamente mucho más grandes que las propias galaxias.

Un abrazo y gracias a ti por haber visto el vídeo.